Archivo de noviembre de 2011

VOLVERTE A VER

Para eso llevamos un año esperando, con ese objetivo hemos trabajado…  Con el fin de que el año no acabe sin que alzemos la vista y veamos esa mirada protectora que da el sentido necesario a cada gesto.

Cada fiesta que pasa, cada vez que las puertas de la casa se cierran entre lágrimas, en la mente de quienes formamos parte de la junta están ya las próximas fiestas. Pensamos en que se nos avecina un año en el que trabajar para ti y la duda para nosotras es la de siempre… Si el próximo año continuará habiendo jóvenes con las ganas de trabajar por y para ti María. Tú sabes mejor que nadie lo díficil que resulta encontrar gente dispuesta en los tiempos que corren…Pero también eres Tú la única capaz de ayudarnos a crecer, a hacer de esto algo grande.

Un año más debemos empezar por darte  las GRACIAS María y no existe mejor  manera de hacerlo que engalanando la Iglesia y las principales calles de nuestra ciudad para que todo este listo.. Para volverte a ver. Abuelas, madres, hijas y nietas… Todas lo esperamos con muchas ganas. Tú haces que ese mismo sentimiento, la misma sensación al verte pase de generación en generación. Nuestras madres y abuelas  nos han contado como eras, siempre te hemos imaginado, pero al verte… Al verte cambia todo María, no es mejor ni peor, es simplemente  indescriptible. El corazón da un vuelco, da igual la edad que tengas, los ojos se empañan y es el momenro en el que nuestros mejores deseos y agradecimientos solo los escuchas tu, solo te los confesamos a ti. Cada congregante: un secreto, cada mirada que levantamos hacia ti: una promesa.

¿Sabes como vamos a disfrutar estos días? ¿Sabes las ganas que tenemos de que estés con nosotras? Ganas de que todo este perfecto, preparado para ti, de que las noches se hagan largas, de que los días de fiesta grande amanezca temprano, de llegar a la iglesia y ver que la presides tan radiante como siempre, de ver las miradas de  quienes llevan años a tu lado, de las congregantes más mayores, con más experiencia, las que mejor te conocen y a las que mejor conoces, las que más respeto merecen y a quienes también queremos hacer una mención especial. De ellas queremos aprender tantas cosas que el tiempo nos parece insuficiente pero estos días te prometemos que vamos a aprovechar los minutos , las horas y los días al máximo, vamos a hacer que parezca que el tiempo se pare y que los meses que hemos esperado valgan la pena. Queremos ser también nosotras quienes algún día podamos contar a nuestras hijas y nietas las sensaciones que teníamos al verte y lo orgullosas que trabajabámos por tí.

Ahora sólo nos queda pedir que como siempre, congregantes y mancebos tiñan Vila-real de azul, que sonrían por ti, que aprendan y enseñen a quererte, que cada vez seamos más y que como cada año nos des esa pizca de inspiración para encontrar a personas que sientan lo mismo.

Empezemos pues unas fiestas dedicadas como cada año a  todas aquellas congregantes que te verán por primera vez,  y a las que el año pasado lo hicieron por última vez aqui y ya están ahí contigo por siempre. Sin olvidar a nadie María, las purisimeras queremos…¡Volverte a ver!

La Junta

Downloads
Comentarios recientes